Notinet de Cuba. Servicio especial de noticias
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • Windows Live
  • Facebook
  • MySpace
  • deli.cio.us
  • Digg
  • Linkarena
  • Newsvine
  • StumbleUpon
  • Yahoo! Bookmarks
Banner

Consejos del Doctor. Especial del NNC

Tabaquismo y humo de tercera mano

Profesor de Medicina y Jefe del Servicio de Endocrinología. Hospital Docente "Dr. Salvador Allende". Ciudad de la Habana – Cuba E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

El humo de tercera mano es un término acuñado desde el año 2000 y tiene implicaciones para la salud. Es la tercera vuelta de los peligros del tabaco. Se genera cuando la nicotina y otros compuestos de este venenoso vegetal reaccionan con elementos presentes en el aire y producen otras nuevas y muy peligrosas sustancias, como las llamadas nitrosaminas, tal vez más tóxicas que el propio tabaco.

 
NNC en Twitter   NNC en Facebook Canales RSS del NNC 
El sistema de salud cubano

caduceo

El sistema de salud cubano es universal, gratuito y accesible a todos los ciudadanos, lo cual se manifiesta en su red de unidades asistenciales en el territorio nacional y su sistema de primer, segundo y tercer nivel de atención médica a través de los diferentes programas priorizados, en cuyo centro de interés sitúan por igual el cuidado del niño, la madre, la mujer y el adulto mayor, así como la prevención y control de las enfermedades transmisibles y no transmisibles que puedan afectar a los cubanos.

Su acción se basa en el modelo de medicina familiar y en la garantía de accesibilidad a los servicios de salud de manera universal y gratuita, partiendo de los principios y características sostenidos por la Salud Pública Cubana durante más de 50 años. Ofrece los adelantos de la ciencia y la técnica de que dispone el país, sin distinción de política, raza o religión. Igualmente se asienta sobre bases jurídicas.


PARA CONOCER

salud-en-cuba

El bloqueo económico impuesto a Cuba por el gobierno de Estados Unidos ha afectado durante cuatro décadas la salud y la vida de los cubanos, sobre todo de los grupos poblacionales más sensibles: niños, mujeres embarazadas, ancianos y los enfermos.