Hemoglobina Glicosilada y Diabetes Mellitus

Profesor de Medicina y Jefe del Servicio de Endocrinología. Hospital Docente "Dr. Salvador Allende". Ciudad de la Habana – Cuba E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

La HEMOGLOBINA GLICOSILADA es un análisis de laboratorio y por él nos enteramos como ha sido el control de la diabetes durante los tres meses antes de su realización. Es un dato fidedigno y objetivo y con una sola cifra informa la glicemia promedio durante el trimestre previo al día de la prueba.

Sus valores normales varían entre el 4 y el 6%. Esta cifra puede equipararse con las cifras habituales de la glicemia. Y así vemos como 6%, límite superior del rango de normalidad, es equivalente a 7 milimoles por litro (mmol/L). Una cifra de 7% vendría siendo una glicemia de 8,5 milimoles por litro (mmol/L).

Es decir, cada unidad en por ciento de la hemoglobina glicosilada equivales a 1,5 milimoles por litro (mmol/L). Es una útil determinación pues según los resultados obtenidos periódicamente, se conoce si el enfermos mantiene o no un adecuado control metabólico.

LA HEMOGLOBINA GLICOSILADA Y SU RELACION CON LAS GLICEMIAS NORMALES

Junto con la glicemia capilar o venosa, la hemoglobina glicosilada complementa la base para determinar el control metabólico del diabético.

Los datos ofrecidos son en extremo valiosos pues informa globalmente la media de las glicemias en los tres meses anteriores a la prueba y orienta sobre los tipos de ajustes a realizar.

La hemoglobina glicosilada es una determinación ya reconocida en todos los países.

Su indicación debe hacerse por lo menos cada seis meses en diabéticos bien controlados y cada tres meses para aquellos descontrolados o a quienes se les ha modificado el tratamiento.

HEMOGLOBINA GLICOSILADA EN EL DIAGNÓSTICO DE LA DIABETES MELLITUS

Actualmente la hemoglobina glicosilada junto con la glicemia en ayunas y la prueba de tolerancia a la glucosa también se utiliza para el diagnóstico de la diabetes mellitus.

Su única limitante es el costo de la prueba y esto hace difícil en muchos países su implantación de forma generalizada.

La hemoglobina glicosilada no sustituye a la glicemia en el diagnóstico de la diabetes tipo 1, en pediatría y en embarazadas.

No obstante, es un método muy cómodo y se puede realizar sin ni siquiera mantenerse en ayunas.

El diagnóstico de diabetes se realiza con valores iguales o superiores a 6,5%. Para que no quede ningún caso sin un diagnóstico efectivo, se deben tomar medidas de precaución y de protección cardiovascular cuando las cifras varían entre 5,7 y 6,4%.

En la actualidad se fabrican equipos muy modernos para la determinación de la hemoglobina glicosilada y en pocos minutos ofrecen sus resultados con tan solo una muestra de sangre capilar obtenida de la yema del dedo.