Agradeció Díaz-Canel al proyecto Puentes de Amor

| | | |

Lo que el Proyecto Puentes de Amor está haciendo, “demuestra que la mayoría de los norteamericanos y la mayoría de los cubanos que viven en Estados Unidos no están por el bloqueo ni están contra Cuba; al contrario, la mayoría quiere una relación normal entre pueblos, una relación normal entre países”.

Así aseveró el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al recibir en la tarde de este miércoles, en el Palacio de la Revolución, al activista Carlos Lazo y una representación de la delegación de 40 estudiantes, padres y maestros estadounidenses del proyecto solidario Puentes de Amor, de visita en la Isla.

Sobre la experiencia, el líder de la plataforma Puentes de Amor señaló que “ha sido una estancia muy enriquecedora, y les ha permitido aprender acerca de la realidad del pueblo cubano. Hemos conversado con la gente en la calle, en las escuelas, en los centros culturales; y ha sido algo que ha abierto los ojos a estas familias norteamericanas, a estos padres, sobre cómo el bloqueo afecta al pueblo cubano y la necesidad de levantar esas sanciones”.

El Presidente cubano le expresó a Carlos Lazo, “una vez más, nuestro agradecimiento, nuestro reconocimiento a toda la labor tuya y de Puentes de Amor. Tuvimos la oportunidad de conversar en tu anterior visita, y después de eso han pasado muchas cosas; y ustedes han seguido con una actividad tan intensa, han seguido haciendo gestos que han marcado hitos en el sentimiento de nuestra gente”.

Un ejemplo de lo mucho que han hecho, recordó Díaz-Canel, fue la donación para el programa de trasplantes hepáticos pediátricos, “que fue algo que llegó aquí al corazón de todos”.”Nuestro pueblo —añadió— se ha acostumbrado a buscar todas las semanas noticias sobre Puentes de Amor, sobre las caravanas contra el bloqueo, sobre lo que pasa en las ciudades de Estados Unidos con relación a Cuba”.

Además de lo que ustedes significan moral, emocional, sentimentalmente como apoyo, también —explicitó— «nos llenan de admiración, porque ustedes, ante la actual situación tan compleja, de las presiones que reciben, de la manera en que los tratan, el que se hayan mantenido firme demuestra su convicción».

Y lo hacen —expuso— “en medio de una realidad que parece que no va a cambiar, que se va a mantener, (porque) Biden persiste en las medidas que aplicó Trump, que realmente nos han afectado mucho. Y estas (medidas) que anunció (ahora) —que a nuestro modo de ver no fue un deseo, sino que respondieron a una presión por la Cumbre de las Américas—, prácticamente no desmontan nada”.

Díaz-Canel resaltó más adelante la importancia de lo que está haciendo el proyecto solidario Puentes de Amor; «sobre todo para demostrar que el bloqueo es inmoral. El concepto de la inmoralidad del bloqueo le llega a todo el mundo, independientemente de creencias, de posiciones políticas.

“Sacrificar la vida de un pueblo, de un país, por un interés político, que no es el de la mayoría —en Estados Unidos no hay una mayoría de personas contra Cuba, todo lo contrario—, es totalmente inmoral”, enfatizó el mandatario, que denunció cómo el bloqueo está llevando un acompañamiento mediático agresivo que intenta cubrir su inmoralidad.

“Lo hemos dicho varias veces, nosotros no tenemos nada en contra del pueblo norteamericano”, enfatizó Díaz-Canel, señalando que lo que Puentes de Amor está haciendo demuestra también que en el pueblo norteamericano existen los mejores sentimientos hacia Cuba.

La presentación mediática que se trata de imponer sobre que hay un bloque monolítico fuerte de norteamericanos y de cubanos en Estados Unidos que no quieren nada con Cuba y están a favor del bloqueo, es totalmente incierta —subrayó el Jefe de Estado—, “y se demuestra en lo que ustedes hacen, y donde cada vez participan más personas, sea en las caravanas, en los actos, en las manifestaciones”.

“Por lo tanto —resumió el Presidente cubano—, lo que ustedes están haciendo, además del aporte que puede significar en ayuda, en solidaridad, es también un aporte en despertar consciencias, y eso es lo que hace más fuerte todo ese movimiento”.

Somos la misma humanidad

El activista Carlos Lazo señaló por su parte que «a veces no hay que explicar mucho sobre el bloqueo y cuán bueno y noble es el pueblo cubano. Cuando uno viene acá con maestros, padres, estudiantes y les permite que estén en contacto con ese pueblo, que vean la nobleza de ese pueblo, que aprendan los unos de los otros, ya no hace falta nada más.

“Hay una canción de Israel Roja que dice “somos la misma humanidad, todos bajo el mismo acertijo”, y eso se aplica aquí, donde la gente tiene una comunalidad, que es el deseo de que sus hijos crezcan en paz, de tener un futuro bueno para sus hijos”. Y esto —añadió— es algo que se aplica a nuestros países, porque somos vecinos, porque tenemos hasta una historia común, donde una parte de la población cubana vive allí.

Los miembros de Puentes de Amor —subrayó Carlos Lazo— estamos seguros de que la mayoría de los norteamericanos —porque hemos hablado con gente en las calles—, la mayoría de los cubanos en Estados Unidos, desean que se construyan puentes de amor y que se levanten las sanciones y que llegue un momento en que Estados Unidos y Cuba no solo sean buenos vecinos, sino incluso que sean amigos y que cooperen entre ellos y por el mundo.

Respondiendo a las palabras del activista de la solidaridad, Díaz-Canel señaló que él estaba convencido de eso; “ese es el futuro que uno piensa, que se pueda demostrar al mundo que una situación compleja de no entendimiento, se pudo superar; de asimetría, se pudo superar. Este es un mundo que está urgido de eso, porque ahora vemos que, en medio de una pandemia, se está en guerra, cuando lo que deberíamos es estar concentrados en cómo salvar a la gente”.

En el intercambio entre el Presidente cubano y activistas del proyecto solidario Puentes de Amor participaron el viceministro de Relaciones Exteriores Carlos Fernández de Cossío; el presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), el Héroe de la República de Cuba Fernando González Llort, y Ernesto Soberón Guzmán, director general de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior, de la Cancillería.

(Con información de Cubadebate y ACN)

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.