Bermudas se alista para llegada de huracán Paulette, alerta por tormenta tropical Sally en el Golfo de México

Los habitantes de Bermudas se preparan este domingo para recibir al final de la tarde los embates de Paulette, que alcanzó categoría de huracán en la noche de este sábado y provocará marejadas ciclónicas, inundaciones costeras y ventarrones en esas islas durante los próximos días, según un aviso del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Mientras, crece la alerta por la tormenta tropical en la costa del Golfo de México.

Paulette tiene vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros (75 millas) por hora, que se esperaba ganen fuerza en su ruta hacia Bermudas, señalaron los expertos. Los mayores peligros son los fuertes vientos, la marejada ciclónica, precipitaciones de hasta 15 centímetros y el riesgo por oleaje y corrientes.

Ese huracán es el sistema más fuerte de los seis que monitorea el Centro Nacional de Huracanes en el Océano Atlántico y el Golfo de México.

La tormenta tropical Sally se acerca desde Florida a la costa del Golfo de México y provocó una alerta de huracán desde Grand Isle, en Luisiana, hasta la frontera entre Florida y Alabama. El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró el estado de emergencia y las autoridades en Nueva Orleans emitieron una orden de evacuación obligatoria para zonas no protegidas por diques.

Sally tiene vientos en torno a los 75 kilómetros (45 millas) por hora con ráfagas más fuertes, según los meteorólogos. Se espera que la tormenta tropical se convierta en huracán este lunes y alcance la zona en alerta el lunes por la noche y el martes.

La marejada ciclónica provocada por Sally podría alcanzar niveles peligrosos debido en parte a la marea. Se estima que entre la desembocadura del Río Mississippi y Ocean Springs, Mississippi, la elevación del agua alcance 2.7 metros.

Sally, que se mueve con lentitud despacio, podría dejar hasta 46 centímetros de lluvia para mediados de semana. El sistema se desplaza hacia el oeste-noroeste a 13 kilómetros por hora este domingo por la mañana. Su centro está 130 kilómetros al oeste-suroeste de Port Charlotte, Florida, y 620 kilómetros al este-sureste de la desembocadura del río Mississippi.

Rene, que había llegado a tormenta tropical, fue rebajada a depresión tropical el sábado por la noche. La depresión tropical número 20 está poco consolidada en el Atlántico, aunque se espera que gane fuerza durante la semana.

Otros dos meteoros, uno en el Golfo de México y otro cerca de Cabo Verde, tienen bajas y moderadas posibilidades de consolidarse, según el Centro Nacional de Huracanes.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.