Consecuencias económicas del bloqueo del canal de Suez tardarán meses en superarse

Apenas han pasado 24 horas desde que el buque Ever Given dejara de bloquear el canal de Suez pero las consecuencias del incidente perdurarán en el tiempo. Para empezar, el tráfico habitual en el canal tardará unos cuatro o cinco días en regresar a la normalidad, aunque los retrasos comerciales podrían prolongarse durante meses, según destacó este lunes la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

La primera consecuencia visible es el enorme atasco de buques de todo tamaño y condición que esperan para atravesar el canal de Suez. El primer e inmediato reto de la entidad que lo gestiona es descongestionar lo más rápido posible la fila de 422 barcos que se han ido acumulando a lo largo de estos días en el acceso norte y sur del paso artificial y en el Gran Lago (centro del canal). Un día después de liberar el paso hay ya menos de 400 buques esperando su turno. Afortunadamente, el incidente no se produjo en un momento de máximo tráfico marítimo en Suez, apuntan los expertos, que esperan que en cuatro o cinco días el tráfico en el canal vuelva a la normalidad.

El jefe del departamento de comercio y logística de la ONU, Jan Hoffmann, también destacó este lunes otra consecuencia del incidente: el atasco, un suceso casi sin precedentes, puede tener efectos duraderos en los costes del transporte marítimo, que se habían encarecido debido a la pandemia y tras cierta bajada en los primeros meses de 2021 ya están aumentando nuevamente, incluso en regiones menos dependientes del canal, como Sudamérica.

“Aunque no tengan muchas rutas a través del canal de Suez, regiones como África o Latinoamérica podrían verse afectadas por la falta de contenedores y buques creada”, destacó el analista.

Sobre los retrasos comerciales que se esperan, Hoffmann apuntó que los mercados más afectados podrían ser Europa y el este de los Estados Unidos.

Sin embargo, el impacto del bloqueo ha tenido un escaso impacto en el mercado petrolero de la región del golfo Pérsico debido al alto volumen de las reservas por los bajos precios del crudo durante los últimos años, según han explicado varios analistas consultados por EFE.

“El mercado no sobrerreaccionó, no se ha visto un alza en los precios del petróleo como se hubiera esperado, y eso es porque hay suficientes reservas en el mercado. Si esto se hubiera prolongado durante algunas semanas, habríamos visto un impacto”, afirmó Adnan Merhaba, de la consultora Arthur D. Little Middle East.

Consecuencias medioambientales

Otro impacto del incidente a nivel global podría ser el aumento de emisiones de dióxido de carbono que se derivará del hecho de que muchos buques hayan alargado sus rutas, ya que algunas naves, debido al atasco, decidieron optar por la vía que pasa por el sur de África, que era la usada antes de la existencia del canal.

Esta ruta supone aumentar entre un 25% y un 50% la distancia recorrida entre rutas principales como la de Shanghái-Rotterdam, explicó el responsable de UNCTAD, quien también apuntó que muchos cargueros “habrán incrementado la velocidad de navegación, lo que también aumenta las emisiones”.

A largo plazo, señaló Hoffmann, el suceso podría hacer que se buscaran nuevas rutas comerciales y otros medios de transporte, en un mundo donde el comercio marítimo mueve el 80 % de las mercancías globales y por ahora es considerado el más sostenible a gran escala.

Aseguró que también podría reconsiderarse el uso en el transporte marítimo de buques como el Ever Given, que con una eslora de casi 400 metros es uno de los mayores barcos del mundo.

El incidente “da un aviso para reconsiderar la seguridad, aunque no creo que obligue a repensar todo el sistema”, concluyó Hoffmann.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.