Cuba, preparada y alerta ante el avance de tormenta tropical Elsa

A partir del avance y cercanía de la tormenta tropical Elsa a territorio cubano, el Estado Mayor de la Defensa Civil declaró la fase de Alarma Ciclónica a las 16:00 horas de hoy para las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila y la Fase de Alerta para Sancti Spíritus, Cienfuegos, Villa Clara y Matanzas.

Mayabeque y La Habana continúan en fase informativa mientras que Pinar del Río, Artemisa y el Municipio Especial Isla de la Juventud deben mantenerse atentos a la evolución de este organismo ciclónico.

Teniendo en cuenta la amenaza que Elsa representa para el país, Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de la República, orientó en las últimas horas puntualizar y actualizar los planes previstos ante huracanes e intensas lluvias, y en el caso de la evacuación de la población evitar grandes concentraciones de personas y hacinamientos dada la situación epidemiológica.

En reunión del Centro de Dirección del Consejo de Defensa Nacional para Situaciones de Desastres, en esta capital, instó a velar por el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad anti COVID-19, así como a tener en cuenta y organizar el proceso de auto evacuación de las personas, en aras de evitar cualquier contagio de la enfermedad.

Las principales orientaciones incluyen evacuar los recursos materiales de los lugares de riesgo, en especial los alimentos, y actualizar los inventarios de estos, adelantar lo que sea posible de la canasta básica, paralizar la venta de materiales de construcción e inventariar de inmediato los recursos de que se dispone y preparar todo lo concerniente al Sistema Electroenergético Nacional.

En correspondencia con esas prioridades, Guantánamo alistó 190 centros de evacuación, 22 de ellos preparados en las últimas horas en la cabecera provincial, puesto que los tradicionales funcionan actualmente como sitios de aislamiento para sospechosos y contactos de casos confirmados del nuevo coronavirus.

Alis Azahares Torreblanca, vice gobernadora de la provincia, refirió que 23 mil 988 personas son trasladadas hacia los centros de evacuación para la protección de la población, 77 mil 097 para viviendas de cubiertas rígidas, cuatro mil 879 se resguardarán en los llamados varaentierra, mientras 400 se cobijarán en 20 cuevas habilitadas en el municipio de Manuel Tames.

Agregó que el movimiento y ubicación de esas personas se realiza cumpliendo las medidas higiénico-sanitarias para evitar que se incremente la propagación del SARS-CoV-2, virus con una elevada transmisión en el territorio.

Se explicó que fueron protegidos los almacenes de alimentos, industrias y centros de elaboración, los parques solares, existe cobertura de combustible para los 23 grupos de generación distribuida y se cuenta con garantía de más de 300 grupos electrógenos de emergencia para todos los centros de aislamiento.

También en Granma se prioriza la evacuación de residentes en áreas proclives a inundaciones y Yanetsy Terry Gutiérrez, vicegobernadora del territorio, declaró que en la jornada se trasladarán hacia lugares seguros 117 vecinos de la comunidad de Cabezada, en el municipio de Río Cauto, y mil 074 habitantes de zonas bajas de la localidad de Cauto Cristo.

Precisó que la comisión provincial de protección a la población dio vitalidad a 134 centros de recepción en los 13 municipios, así como a 166 locales adaptados en los cuales se aplicará la variante de desconcentración temporal de las personas.

Ante la probabilidad de que cerca de 36 asentamientos puedan quedar aislados o inundados, ya fueron adoptadas todas las decisiones y medidas en el terreno, y se estableció comunicación con los grupos de apoyo en los diferentes consejos y áreas de defensa.

En tanto, para garantizar la vitalidad de los servicios médicos en Santiago de Cuba, se trasladan e instalan cerca de una veintena de grupos electrógenos en centros de aislamiento e instalaciones hospitalarias.

Las brigadas médicas de refuerzo para zonas rurales y de difícil acceso ya están en las locaciones previstas y organizan su labor allí y se han protegido en centros de salud todas las gestantes a término o que presentan embarazos de riesgo.

Se continúa distribuyendo la canasta básica normada, y la venta de alimentos para llevar, viandas, frutas y otros productos, mientras se organizan brigadas de respuesta a posibles afectaciones constructivas y se trabaja en la poda de árboles y la limpieza de las ciudades.

En tanto, ya en Las Tunas comenzó la evacuación en las zonas vulnerables de los sureños municipios de Jobabo, Colombia y Amancio, a la vez que se para habilitaron 23 instalaciones para casos positivos o sospechosos de contraer la COVID -19.

La Empresa Eléctrica de esa provincia ya tiene lista siete brigadas con 87 integrantes, para dar respuesta rápida a las averías que puedan presentarse durante el paso del evento hidrometeorológico y se subrayó que la protección a la población está en primer orden mediante las medidas indicadas.

Camagüey tiene previstos 227 albergues con una capacidad de más de 47 mil personas, aunque hasta el momento se prevén evacuar a unas 30 mil, mientras se prioriza la cosecha de cultivos varios en la agricultura, para evitar pérdidas.

También se orientó trasladar rápidamente a las reses y todo tipo de ganado hacia lugares seguros, teniendo en cuenta que existen alrededor de 31 mil cabezas de vacunos en áreas bajas.

Más de 65 gestantes con riesgo obstétrico y 37 lactantes, grupos vulnerables residentes en zonas de difícil acceso de la provincia de Cienfuegos, son evacuados hacia lugares más seguros y en Holguín se priorizan las labores de limpieza de puentes, alcantarillas y rejillas en áreas urbanas, la supresión de salideros y obstrucciones de vías por los impactos de las aguas, así como el vaciado de más de 30 fosas, donde se incorporarán las declaradas críticas por el Consejo de Defensa Provincial.

Por su parte, el sistema de salud refuerza diversas acciones de promoción para prevenir los brotes de enfermedades diarreicas agudas y la proliferación de epidemias como el dengue, frecuentes por la contaminación de las aguas y el aumento de focos del mosquito Aedes aegypti en la temporada de lluvias.

A ello se incluye el alistamiento de centros de evacuación para las familias que pudieran ser afectadas por la tormenta tropical, con más de 294 centros de protección para ser habilitados si las condiciones meteorológicas lo requieren en diferentes zonas holguineras.

En Ciego de Ávila se trabaja también en acelerar el proceso de acopio de tabaco para trasladarlo a las Escogidas y a otros lugares seguros ante la inminente amenaza de Elsa.

Carlos Pérez Ayús, director agrícola de la Empresa Agropecuaria Florencia, encargada de rectorar el cultivo de este renglón exportable en la provincia, precisó a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que hasta la fecha están recogidas 130 toneladas, las cuales ponen en cujes, levantan del piso, tapan con nailon y amarran.

Ya en Sancti Spíritus se encuentran a buen recaudo los medios aéreos y marítimos existentes en este territorio y se adoptaron otras medidas que garanticen la protección de los seres humanos, los animales y los recursos de la economía.

Están concebidas y acondicionadas las instituciones estatales que serán utilizados en calidad de centros de evacuación para personas que pudieran correr cualquier riesgo al paso de este ciclón, el cual ha transitado por las categorías de tormenta tropical y huracán.

Por su parte, las presas de Villa Clara se encuentran al 62 por ciento de almacenamiento de agua y están con capacidad para recibir unos 376 millones de metros cúbicos, después de siete meses de una larga sequía.

Alacranes, el mayor embalse de la provincia, se halla al 63 por ciento, mientras Hanabanilla, Minerva, Palmarito y Palma Sola reflejan bajos acumulados, según declaró a la ACN Cristóbal Pérez, especialista de Aprovechamiento Hidráulico del territorio villaclareño.

Durante la tarde de este sábado la tormenta tropical Elsa se ha mantenido con poco cambio en organización e intensidad, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y rachas superiores y una presión central de 1000 hectoPascal.

El sistema sigue moviéndose con rumbo próximo al oeste noroeste y ha disminuido ligeramente su velocidad de traslación hasta los 44 kilómetros por hora; a las seis de la tarde su centro fue estimado en los 17.6 grados de latitud Norte y los 74.3 grados de longitud Oeste, posición que lo sitúa a unos a 265 kilómetros al este de Kingston, Jamaica y a unos 435 kilómetros al sudeste de cabo Cruz, Granma.

Desde la próxima madrugada comenzarán a incrementarse la intensidad del viento y la altura de las olas en las inmediaciones de la porción sur oriental de Cuba. Los vientos soplarán con velocidades entre 30 y 45 kilómetros por hora, con rachas superiores que alcanzarán fuerza de tormenta tropical de hasta 65 kilómetros por hora.

Habrá fuertes marejadas desde cabo Cruz hasta punta de Maisí, con olas entre 4 y 6 metros de altura e inundaciones costeras de ligeras a moderadas, principalmente en Santiago de Cuba y Granma. Desde el final de la madrugada las inundaciones ligeras se trasladarán al golfo de Guacanayabo y posteriormente, desde la tarde, a la costa sur de la región central de Cuba.

 

 

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.