Flores de Raúl Castro y Díaz-Canel honran el 65 aniversario del 30 noviembre

Cuando la Patria recuerda este 30 de noviembre el Levantamiento Armada de Santiago de Cuba en su aniversario 65, en el primer tributo a sus mártires: Pepito Tey, Otto Parellada y Tony Alomá, devino la colocación de las ofrendas florales que le dedicaran el general de ejército Raúl Castro Ruz, y el primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Casi al mismo tiempo en que acontecía ese sentir lo expresaba en twitter Díaz-Canel: «Fidel: Tenemos que cumplir con los que cayeron en la guerra, los que cayeron antes de la guerra, los que cayeron en los campos de batallas, los que están enterrados en las montañas de la Sierra Maestra y los que están enterrados en el cementerio de Santa Ifigenia».

Frank País García describiría el patriotismo enarbolado: «la población entera de Santiago, enardecida, aliada a los revolucionarios (…) era hermoso el espectáculo de un pueblo cooperando con toda valentía en el momento más difícil de la lucha».

Ante la tarja que inmortaliza a los caídos en el asalto a la Estación de la Policía Nacional, en Loma del Intendente, el homenaje estuvo presidido por los miembros del Comité Central, José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario en la provincia; la gobernadora Beatriz Johnson Urrutia, y la primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunista s (UJC) Aylín Álvarez García.

También en ese sitio quedaron depositadas las coronas a nombre del Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández, del pueblo de Cuba y de los familiares de los mártires, previo al acto efectuado frente a la instalación de la tiranía batistiana destruida en la acción, y que con el triunfo diera paso al Museo de la Lucha Clandestina.

Especial protagonismo correspondió en la conmemoración a los jóvenes, al darse a conocer mediante Aylín Álvarez el llamamiento de la UJC hacia la celebración de los 60 años de creada por Fidel, a cumplirse el 4 de abril del próximo año mediante una jornada nacional de retos, motivaciones y trabajo, que lleva por nombre «Vamos con todo».

«La Revolución es de nosotros, tenemos que acercarnos, unirnos, ponerle alma, cuerpo y corazón, y cuando se hace es imposible no vencer», enfatizó la dirigente juvenil antes de instar a los jóvenes cubanos a «luchar con todo por lo que queremos, vamos con todo a pensar por nosotros mismos, vamos con todo a participar, a crear, a construir, vamos con todo a vivir».

La determinación de los luchadores clandestinos y del Ejército Rebelde de seguir defendiendo la Revolución a cualquier precio, fue patentizada por el general de brigada José Solar Hernández, en la ocasión donde junto al reconocimiento entregado a participantes en las acciones del 30 de noviembre, se hizo llegar uno especial al Museo de la lucha clandestina por sus 45 años de creado.

Tomando como aquel día las calles, las máximas autoridades presentes, jóvenes trabajadores, estudiantes, e integrantes de las FAR y el MININT, se dirigieron en combativa marcha al cementerio patrimonial Santa Ifigenia, para reverenciar con flores en sus manos a Martí, Fidel, Céspedes, Mariana Grajales, a Frank País, Pepito, Otto y Tony, ante sus tumbas y monumentos funerarios.

 

 

 

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.