Talibanes controlan todo Afganistán

 

Estados Unidos evacuó este domingo en helicópteros a su personal de la embajada en Kabul, aunque Biden había dicho que eso no sucedería nunca, como pasó en Saigón, el 29 de abril de 1975, cuando salió derrotado en su guerra contra Vietnam, había reflejado CNN.

Otras noticias se refieren a que los grupos de rebeldes talibanes llegaron a Kabul y tomaron el control de todo Afganistán, lo que tiene un significado muy específico y fundamental para los gobiernos de Estados Unidos, pues a pesar del despliegue de cientos de miles de uniformados y del uso de la aviación y de otros armamentos de última generación, tanto sus fuerzas de ocupación como las de la otan fueron militar y moralmente derrotadas luego de casi 20 años de haber invadido esa empobrecida nación asiática.

La agencia de prensa Sputnik informó temprano que «los talibanes llegaron al Palacio Presidencial en la capital afgana para las negociaciones con las autoridades».

Los insurgentes, que afirman haber tomado el control de todo el país, tratan de negociar un traspaso de poder, en lugar de entrar por la fuerza a la capital. Más tarde, el presidente afgano, Ashraf Ghani, abandonó la nación junto a otros funcionarios, con rumbo a Uzbekistán, y luego a un tercer país.

Según el canal de noticias 1tv, el Ministro del Interior afgano, en funciones, declaró que el poder será transferido a un gobierno de transición, que más tarde se supo preside el exjefe del Ministerio del Interior y exembajador en Alemania, Ali Ahmad Jalali.

Según rt, «el grupo armado ha ordenado a sus miembros que se abstengan de la violencia». «No queremos que ni un civil inocente resulte herido o asesinado», advirtieron.

La víspera, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en un comunicado, había advertido a los talibanes que «recibirían una respuesta militar rápida y fuerte si los intereses estadounidenses son atacados durante la retirada de sus tropas», a la par que autorizaba el despliegue en suelo afgano de 5 000 nuevos militares para «facilitar la retirada ordenada y segura» de su personal.

Un reporte de rt refleja que «en medio de la entrada de los talibanes en Kabul este domingo, en las redes sociales aparecieron imágenes que muestran cómo Estados Unidos evacuaba en helicópteros a los diplomáticos de su Embajada, un mes después de que Joe Biden asegurara que eso no sucedería bajo ninguna circunstancia».

Biden había dicho que «la posibilidad de que los talibanes dominen todo Afganistán era muy improbable, porque las fuerzas armadas afganas –preparadas por Estados Unidos– estaban tan bien equipadas como cualquier ejército del mundo».

La situación real es que, luego de dos décadas de guerra y ocupación, Afganistán presenta hoy una situación mucho peor que la existente al comienzo de la contienda.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, hay más de cinco millones de personas desplazadas, incluyendo más de 359 000 que han huido durante el presente año.

Por su parte, la Unesco ha señalado en un informe que en esa nación solo el 43,02 % de la población está alfabetizada.

De acuerdo con la Oficina de la onu para coordinar la ayuda humanitaria a Afganistán, unos 38 millones de afganos requieren de ese apoyo, por las condiciones precarias de vida que tienen.

El hambre y la desnutrición afecta a un 40% de la población, cada vez más agravada por la guerra y por la última sequía en el país.

La nación queda devastada, mientras que el Pentágono estadounidense se ufana de exhibir la cifra de un billón de dólares invertidos en la guerra que, además, ha dejado más de 200 000 muertos y mutilados, casi la mitad de ellos civiles, víctimas del fuego cruzado o de los bombardeos de la aviación de Estados Unidos y la otan.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.