Destaca Marino Murillo efecto positivo de la unificación cambiaria para la economía cubana

La unificación cambiaria ayudó a revelar distorsiones que existían en la economía nacional, que antes no se notaban y ahora, con el ordenamiento, se identifican como problemas y se crean condiciones para resolverlos, destacó, a través de su cuenta en Twitter, Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político y jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

A partir del primero de enero de 2021, con el inicio de la Tarea Ordenamiento, entró en vigor la unificación monetaria y cambiaria, con la salida de circulación del Peso Cubano Convertible (CUC), con un plazo de seis meses de recogida, y el establecimiento de un único tipo de cambio de 1 dólar x 24 pesos cubanos (CUP). Esto resultó un paso decisivo en el ordenamiento monetario de la nación y una medida fundamental para incentivar el desarrollo del sector productivo y empresarial del país.

Como aseveró el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al anunciar en diciembre la fecha de inicio de la Tarea, «el ordenamiento monetario también crea las condiciones para que el sistema empresarial pueda tomar decisiones adecuadas y ejercer plenamente las facultades que se le han ido otorgando, lo que le permitirá reaccionar positivamente, incrementando los beneficios para sus trabajadores y para toda la sociedad».

Sobre la recogida del CUC que estaba en manos de la población, Murillo Jorge informó que este proceso «marcha a un ritmo superior a lo previsto; hasta la fecha se ha recogido el 57% del total».

El miembro del Buró Político también resaltó como un importante logro de la medida el incremento de la búsqueda de empleo y el hecho de que la mayoría lo encuentre donde se generen riquezas. Así, «el 72% se ha empleado en el sistema empresarial», destacó.

Datos de interés sobre el peso cubano (CUP)

La dualidad monetaria en Cuba se inicia el 7 de noviembre de 1914, cuando la Gaceta Oficial notifica la creación del peso cubano y la continuidad de la circulación del dólar como moneda de curso legal y fuerza liberatoria ilimitada.

La moneda cubana se imprimió primero en Estados Unidos, luego en los países del antiguo campo socialista y desde el año 1995 en el territorio nacional.

La circulación del CUP y del dólar se interrumpe al aprobarse, el 22 de diciembre de 1948, una ley del BNC que establece al peso cubano como única moneda a circular en el territorio nacional.

En 1994, el BCC autorizó la circulación del peso convertible (CUC), equivalente al dólar.

A mediados de 2003 se elimina la circulación del dólar en el sector estatal y se autoriza solamente la circulación de dos monedas nacionales: el peso cubano y peso cubano convertible.

En 2004, el BCC extiende esta medida al comercio minorista.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.